lunes, 30 de diciembre de 2019

La alcaldesa Cathy Barriga fue amonestada por la contraloría por cuentas de dudosa procedencia


Chile (BB) - La Contraloría General de la República (CGR) entregó el informe de una auditoría en la Municipalidad de Maipú, detectando diversas irregularidades en licitaciones. Además cuestionó el cambio de pintura de un auto municipal, compras de collares y paraguas corporativos y el sorteo de un vehículo realizado por la administración de Cathy Barriga.

Una serie de polémicas ha debido enfrentar la alcaldesa Barriga, con casos mediáticos que han ido desde la millonaria compra de empanadas para una actividad en septiembre pasado, hasta una sanción por realizar el desafío viral “Kiki Challenge” utilizando un vehículo fiscal.

De hecho, por esta última polémica le costó una sanción por parte de Contraloría de un 10% de su sueldo, junto con una anotación de demérito en el factor de calificación de dos puntos.

La entidad aseguró que no se pudo acreditar que aquello respondiera a una actividad institucional.

En esta ocasión, y de acuerdo al documento al que tuvo acceso BioBioChile, la municipalidad no logró acreditar el ingreso, registro y distribución de 480 collares con forma de sol, 486 cajas de terciopelo, y 1.500 paraguas corporativos, que significó un desembolso de 16 millones de pesos ($ 16.450.560).

Según determinó la CGR, la municipalidad deberá entregar la documentación y especificar en qué actividad municipal fueron entregados estos artículos.

Asimismo, se constató que la entidad edilicia utilizó recursos públicos para pintar el interior y exterior de uno vehículo municipal que había sido adquirido hacía dos meses, “sin que se hayan justificado las razones que motivaron dicha necesidad municipal”.

Recordemos que en su oportunidad, Barriga se defendió de los cuestionamientos por el cambio de pintura a través de una transmisión en vivo de su cuenta personal de Instagram, en donde aseveró en que “esto está completamente ajustado a derecho (…) está todo por transparencia de hecho, insisto, no hay nada que no se ajuste a derecho”.

No obstante, la Contraloría le ordenó reintegrar el monto utilizado en el pintado, que alcanza $ 1.428.000 en un plazo de 30 días hábiles. Así también, instó al municipio a evitar incurrir en este tipo de gastos.

Entre el extenso informe también figura el sorteo de un automóvil sin justificación, y que correspondería a un Kia Rio 4, avaluado en casi $7,5 millones, que fue regalado por la automotora Pompeyo Carrasco.

Dicho vehículo fue registrado en la nómina de Ley de Lobby como una “donación” y “cortesía a los vecinos” por parte de la automotora.

Pero luego, Barriga decidió sortear el auto en la comuna, generando un concurso a través de redes sociales con el auspicio de la empresa e incluso con la presencia del extenista Nicolás Massú.

Poco más de un mes después, el municipio adquirió una camioneta para sus funciones, comprada a la misma automotora Pompeyo Carrasco, por cerca de $16 millones, para el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado.

Al respecto, la CGR pidió a la alcaldía informar en plazo de 60 días.

El informe además puso en entredicho la sistemática división de compras para evitar la licitación pública, que -según se ha denunciado- es utilizada como una estrategia para saltarse el permiso del Concejo Municipal que se necesita para autorizar gastos que superen los 24 millones de pesos.

De acuerdo a la Contraloría, “se comprobó que la entidad comunal emitió 12 órdenes de compra extendidas de manera fragmentada al proveedor Real Audio Sistemas S.A., por la suma de $ 99.314.949, mediante la modalidad de convenio marco, para la celebración del Evento Maipeluza 2018, no ajustándose a lo establecido en el artículo 14 bis del decreto N° 250, de 2004, del Ministerio de Hacienda”.

Al respecto, junto con cuestionar esto último, se le pidió incorporarlo a un sumario administrativo que fue instruido.

De pasada, también el informe cuestionó al municipio por no mantener un manual sobre licitaciones, contrataciones y adquisiciones municipales actualizado, tal como lo establece la legislación.

Por último, la Contraloría constató 17 contrataciones por trato directo por más de 200 millones de pesos ($ 285.029.739), invocando las “causales de proveedor único, costo de evaluación de ofertas desproporcionado, y confianza y seguridad que otorga el proveedor y servicios especializados menores a 1.000 UTM”.

No obstante, no se acreditó “fundada y documentadamente las circunstancias”, ordenando informar lo sucedido en un sumario.










ARTÍCULOS RELACIONADOS::