miércoles, 1 de enero de 2020

Masiva manifestación pro democracia en Hong Kong esperando el 2020


Hong Kong (AP) - Más de un millón de manifestantes prodemocracia, según los organizadores, convergieron este miércoles en las calles de Hong Kong para celebrar el cambio de año y dar un nuevo impulso al movimiento, con esta protesta marcada por choques con la policía.

La excolonia británica vive desde junio su peor crisis desde su retrocesión a Pekín, en 1997.

Las protestas para obtener reformas democráticas se han traducido en marchas pacíficas que congregan a millones de personas, pero también en violentos enfrentamientos entre policías y manifestantes.

Más de un millón de hongkoneses participaron en la manifestación de Año Nuevo, según los organizadores. “La cifra total de la marcha de hoy sobrepasa el 1,03 millones de personas [del 9] de junio”, estimó en un comunicado el Frente Civil para los Derechos Humanos (FCDH), en alusión a la primera manifestación multitudinaria que supuso el verdadero inicio del movimiento.

Este miércoles, las autoridades pidieron a los organizadores que finalizaran la marcha más pronto de lo previsto debido a enfrentamientos. La protesta, autorizada, comenzó pacíficamente por la tarde, pero cuando el cortejo recorría el barrio de Wan Chai estallaron choques con la policía.

La policía antidisturbios, blanco de cócteles Molotov, respondió con gases lacrimógenos y gas pimienta.

“La policía nos pidió dispersar la marcha”, anunciaron los organizadores por megáfonos a los manifestantes. “Por favor, váyanse inmediatamente, con calma y despacio”, agregaron.

Los antidisturbios se desplegaron alrededor de la manifestación, incluso en la estación de metro de Wan Chai. Manifestantes con el rostro cubierto y vestidos de negro construyeron barricadas improvisadas. Algunos comercios sufrieron destrozos.

Aunque estos choques fueron menos violentos que en manifestaciones anteriores, unas 400 personas fueron detenidas, indicó la policía, principalmente por “reunión ilegal y posesión de armas”.

La marcha buscaba presionar al ejecutivo local para que acceda a las reivindicaciones del movimiento, como el establecimiento de un verdadero sufragio universal, una investigación independiente sobre el comportamiento de la policía y la amnistía para todos los detenidos desde junio (unos 6.500, de los cuales casi un tercio tienen menos de 20 años).










ARTÍCULOS RELACIONADOS::