lunes, 17 de febrero de 2020

Definitivamente la Garra Blanca no quiere más fútbol


El "Clásico Moderno" estuvo marcado por los hechos de violencia que llevaron a la suspensión del partido en el minuto 71', pero también estuvo marcado por otras cosas. La poca gente gente que llegó al duelo entre Colo Colo y Universidad Católica, los aplausos del Estadio Monumental para José Pedro Fuenzaldia y las muestras de apoyo a Nicolás Castillo y Jaime Carreño fueron parte de la trastienda del encuentro.

Solo unas 15.000 personas llegaron hasta el Estadio Monumental para presenciar el duelo, muy poca gente considerando que es uno de los clásicos del fútbol chileno. Entre las razones que dio Harold Mayne-Nicholls estuvo el alto valor de las entradas, lo que reconoció como un error. "Nos equivocamos respecto del precio de los boletos", admitió el dirigente de Blanco y Negro. Además, tampoco hubo venta al público visitante, mientras que la incertidumbre sobre si se cambiaría el horario del partido también influyó. Todo enmarcado en las protestas de sectores de la Garra Blanca, que ha indicado que no volverán al estadio debido a la muerte de Jorge Mora.



Antes de comenzar el partido se realizó un minuto de silencio en homenaje al ex árbitro Ruben Selman, quien falleció el pasado lunes 10 de febrero. La instancia fue aprovechada por el público del estadio para protestar en contra del presidente Sebastián Piñera y Carabineros, producto del brutal atropello a Jorge Mora, hincha del cuadro "Albo" conocido como el "Neco" y que falleció después del duelo ante Palestino, lo que ya demostraba que no sería una jornada tranquila. De hecho, el de este domingo fue el primer partido en el Estadio Monumental desde que murió el hincha, por lo que hubo cánticos en su honor.



Jaime Carreño y Nicolás Castillo, dos futbolistas formados en Universidad Católica, no lo están pasando bien en el último tiempo. Mientras el volante recientemente sufrió la muerte de su hijo menor de sólo 29 días, el delantero ha pasado por una serie de operaciones en México, con una trombosis incluida, que lo tendrá alrededor de un año sin jugar al fútbol profesional. Por lo mismo, los jugadores de la UC saltaron a la cancha con camisetas con un mensaje de apoyo para ambos canteranos "cruzados", que las portaron José Pedro Fuenzalida y Benjamín Kuscevic, los capitanes del cuadro "franjeado" en esta temporada.













ARTÍCULOS RELACIONADOS::

No hay comentarios: