viernes, 7 de febrero de 2020

Demanda a la Municipalidad de Providencia una inspector municipal por ser obligado a infiltrarse en la Primera Línea.


Chile (PM) - Una demanda contra la Municipalidad de Providencia, liderada por Evelyn Matthei (UDI), fue presentada por la ex inspectora municipal Evelyn Quezada, acusando que ella y otros funcionarios fueron obligados a infiltrarse en la llamada "primera línea" de las protestas en Plaza Baquedano, tras el estallido social del pasado 18 de octubre de 2019.

La mujer contó al portal ElDesconcierto.cl que llevaba siete años trabajando como inspectora municipal sin inconvenientes y bajo la modalidad a contrata. Sobre sus labores, Quezada señaló que siempre habían sido las mismas hasta el 19 de noviembre pasado, cuando su jefe directo Felipe Frez, le dio la orden clara de infiltrarse en las manifestaciones de la ahora llamada "Plaza de la Dignidad".

Según el relato de la mujer, trató de evitar la nueva asignación pero le fue imposible e incluso la directora de fiscalización María Ivonne Johansen confirmó la nueva asignación. “Me dijo que tenía que jugármela, demostrar que hacía bien esta pega y que considerara que mi contrato acababa pronto. En otras palabras, me amenazó con despedirme si no hacía la pega. Como necesitaba trabajar, le dije que cuidaría mi trabajo. Soy sola y vivo con mis cuatro hijos. No puedo no trabajar”.

La mujer debió cumplir con la tarea asignada por sus jefaturas y tal como relató al medio digital “esto se tradujo, en la práctica, en enviarme a distintas zonas que fueran foco central de la contingencia nacional, principalmente Plaza Baquedano (hoy conocida como Plaza de la Dignidad), con el fin de que yo me infiltrara en la Primera Línea entre los manifestantes para obtener información”.

La denuncia presentada por Quezada actualmente se tramita en el Tribunal del Trabajo de Santiago.

Sobre la información recabada en las protestas Quezada apunta que su objetivo era evaluar la gravedad de las manifestaciones ciudadanas para armarse un panorama. Lo recabado a través de fotografías era entregado a Frez, quien lo traspasaba a sus superiores jerárquicos: Carol Vargas, coordinadora de fiscalización; y María Ivonne Johansen, directora de Fiscalización.

Pero según la ex funcionaria de la Municipalidad de Providencia “toda esta información iba directo a la alcaldesa Evelyn Matthei”.

En su relato, Quezada detalla que “yo iba con jeans, el pelo amarrado, me sacaba los aros y jockey. Súper desarreglada, se suponía que así se vestían los encapuchados. Uno de mis compañeros iba con la camiseta del Colo. Mis jefes tenían la peor impresión de los encapuchados y los manifestantes. Pensaban que eran puros delincuentes o flaites, lo peor. Tenían una mirada muy despectiva. Y uno tenía que fijarse en esos estereotipos. El nivel de prejuicios que tenían era tremendo. Por ejemplo, pedía que nos fijáramos en los vendedores de la calle, pero para ver si eran extranjeros o no. A ese nivel. Por eso mismo, nos recomendaron hablar medio flaite, con garabatos y mostrando ser chora. A mí me costaba mucho actuar, porque no soy así”.

La mujer cuenta que actualmente vive con un enorme cargo de conciencia. “Cómo quisiera que no tuvieran toda esa información que les dimos, porque no sabemos qué hicieron con ella”.




VER MAS NOTICIAS DE CHILE











ARTÍCULOS RELACIONADOS::

No hay comentarios: